Defensa personal policial

Cumplir con el mandato constitucional, que tienen asignadas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de proteger el libre ejercicio de derechos/ libertades y garantizar la seguridad ciudadana, no es hoy en día nada fácil, ya que con la sola presencia policial no es suficiente para realizar las funciones que el Ordenamiento encomienda a las FCS. La sociedad española ha evolucionado y ha conseguido una mejor calidad de vida, pero con el mismo ritmo, la delincuencia ha evolucionado teniendo delincuentes más peligrosos y agresivos.

Los agentes, en el uso de sus atribuciones y obligaciones, deben en algún momento hacer uso de la fuerza para resolver determinadas situaciones que se plantean en el ámbito de la operativa policial. Para que puedan cumplir con éxito su primera obligación y su primera prioridad, los agentes deberán tener una adecuada formación y aptitudes, un apropiado entrenamiento así como las técnicas y herramientas necesarias.

clase defensa policial